Punteras del Paragolpes se caen y se pierden...

En esta oportunidad, vamos a ver porque se nos caen las punteras del paragolpe.
Este artículo aborda la posibilidad de perder las punteras del paragolpe ya sea: las originales que llevan mucho tiempo colocadas o las que compramos nuevas para reposición.

Lo primero que tenemos que ver, es el estado  de anclaje de las punteras en el paragolpe se está podrido o si está dañado el soporte, o los tornillos zafados o Flojos.

Las punteras originales tenían en su interior una pieza de acero incrustada en la goma plástico o pasta con la que están fabricadas en su molde.

Estas incrustaciones de acero tenían una rosca y un anclaje con pequeñas trabas que hacían imposible la extracción sin destornillar y sin que se rompiera el material con el que estaba fundido la pieza.

Estas incrustaciones podrían estar torcidas o puestas en cualquier lado, pero el orificio era coincidente con el del paragolpe permitiendo el perfecto anclaje y la eterna sujeción.

Para recuperar la rosca después de mucho óxido se le pasa un macho a cada uno de los Insertos, recuperando la pieza en su totalidad,
de esta manera podemos cambiarle los tornillos y evitar que se pierdan cuando pisamos un pozo o reciben un golpe fuerte.

 

¿PEROOOO...... PORQUE SE CAEN AUN SIENDO NUEVAS?

Le compramos las punteras nuevas a  SILVAFLEX por Mercadolibre, al llegar el producto nos encontramos con varias dificultades, para su instalación.

Lo primero fue un folleto que venía dentro de la bolsa, donde no sugería que no abramos un reclamo en el caso de no estar conformes con el producto y que lo llamemos directamente a ellos, porque si no los perjudicaba.

Eso fue llamativo y al parecer la pieza en cuestión no tenía ningún defecto, pero nos encontramos con una sorpresa cuando intentamos verificar el tipo de anclaje que iba a tener nuestra nueva puntera, ya que la anterior se nos había perdido aunque estuviera bien atornillada.

La sorpresa fue grande cuando vimos dos pequeñas tuercas que estaban colocadas en donde debería haber dos importantes insertos metálicos, estados pequeños tuercas además de estar reemplazando una pieza primordial estaban mal colocadas y  no se podía enroscar ningún tornillo debido a que en su interior tenía plástico fusionado de la misma inyección al fabricar la pieza.

Al hacerlo palanca a dichas tuercas con un pequeño destornillador y sin tener que hacer demasiada fuerza, las tuercas se soltaron de su lugar y esto fue preocupante.

Estas tuercas no estaban preparadas para soportar ningún anclaje y mucho menos para poder enroscar un tornillo, este descubrimiento hizo que fuera una gran decepción ya que las punteras no son fáciles de conseguir (en Argentina) y tardaron mucho en llegar. Al descubrir este inconveniente decidimos reclamar ante la empresa que nos había vendido el producto SILVAFLEX ellos tendrían que hacerse responsable por habernos enviado una puntera que jamás podría haberse quedado en su lugar.

Hicimos el reclamo por WhatsApp y en respuesta a nuestro mensaje..... recibimos otro mensaje diciéndonos que "Agradecían la información recibida y que la pasarían al área correspondiente para ser tratada" "que tengan un bello día" y así fue como descubrimos que SILVAFLEX no se harían responsables por el producto enviado.

Al quitarle definitivamente las tuercas nos dimos cuenta que habíamos sido estafados por SILVAFLEX y a pesar de que ellos decidan vender productos de buena calidad la puntera dejaba mucho que desear en su anclaje y en su terminación interior.

Sin embargo la terminación exterior era muy buena, incluso respetaba la forma original y no tenía ningún detalle, por lo tanto si queríamos colocarla igual, no podríamos pasarle unos tornillos atravesando la puntera para su anclaje, porque quedaría mal terminado el trabajo y aunque pusiéramos masilla o pegamento se notaría que la puntera fue perforada para su sujeción.

Estas dos pequeñas tuerquitas no pueden ser el anclaje de semejante elemento sin tener otra muesca, pestañas, patita, chapita, algo que pudiera soportar el movimiento que se produce en la puntera al circular con la Kombi o la vibración que es característica de estos vehículos en su paragolpe.

 

¿COMO LO SOLUCIONAMOS?

Vamos a utilizar estos dos pequeños tornillos de 6 x 1 mm y vamos a fabricar dos soportes especialmente diseñados para solucionar este problema que la empresa SILVAFLEX nunca tuvo en cuenta. Como se puede ver son tornillos pequeños y no vamos atravesará la puntera como ya lo explicamos por qué quedaría mal, estos los tornillos serán parte de nuestro nuevo anclaje.

Calentamos los tornillos para poder incrustarlos en el plástico, aunque podemos encontrarnos con un plástico que por ser una pasta poco sintética no se derrite, por lo tanto el tornillos sólo se va a acomodar en la cavidad donde antes estaba la tuerca, si no lo hace de forma simple quizás tengamos que escarbar con alguna punta, navaja, cuchilla o algo que nos permita quitar el sobrante del material con el que está fabricado la puntera.

El tornillo se incrustó sólo por la forma que anteriormente dejó la tuerca y no se derritió la puntera a pesar de estar el tornillo caliente, tuvimos que sacar un poco del excedente del material como lo habíamos mencionado antes.

Fabricamos dos chapitas de 5 o 6 cm de largo por el ancho de la cavidad de la puntera, le hacemos un orificio de 6 mm holgado en el centro.

El orificio lo hacemos de 6 mm pero luego le pasamos la mecha un poco por los lados para que el tornillo entre con facilidad.

Fabricamos un molde en papel y le hacemos dos orificios laterales a la chapita de 3 mm c/u para que colocar otros pequeños tornillos que se van a incrustar en la puntera.

Con el molde de papel tomamos referencia doblandolo a la necesidad de la forma que tiene la puntera, donde antes estaba colocada la tuerca.

 

Marcamos la chapita por donde está el doblez del papel.

Doblamos la chapita convenientemente como si fuera una montura ya perforada por sus laterales.

Antes de continuar, presentamos la chapita como va a quedar colocada para verificar si el doblez quedó perfecto.

Pegamos el tornillo con ECOLE o la GOTITA y dejamos secar.

Luego ponemos más pegamento por arriba del tornillo y un poco sobre la puntera.

Colocamos los nuevos soportes y los pegamos para evitar que el tornillo gire al ponerle la tuerca.
El pegamento que utilizamos pega acero por lo tanto nos va a servir como sujetador de la cabeza del tornillo.

Para sujetar los soportes nuevos por sus laterales en las punteras, usaremos tornillos autoperforantes  de unos 20 o 25 mm de largo.

Los vamos a enroscar sobre la chapa y a su vez atravesando el material con el que está fabricado la puntera y como podemos ver, no vamos a poder ponerlos derechos en este caso por utilizar tornillos para destornillador, de esta forma podemos usar la herramienta para ajustar. Se podría utilizar tornillos con cabeza hexagonal y colocarlos con una pequeña llave pero bueno este no fue el caso.

Los tornillos a pesar de estar torcidos ajustan de forma perfecta y quedan bien apretados.

Es importante ponerle un tornillo de cada lado a la chapita para que cuando hace fuerza no lo haga de forma torcida.

Vamos a utilizar una arandela y una tuerca para cada tornillo nuevos, así enroscan con facilidad.

Antes de colocar lo vamos a untar bien todo con grasa de litio.

De esta forma todo quedará protegido del agua y el barro, debe quedar todo untado como si fuera mermelada.

Tenemos que preparar la punta del paragolpes, pintarlo y tratar de que el orificio donde va a ir sujeto el tornillo de la puntera este en perfectas condiciones.

De ser necesario se coloca una arandela adicional para evitar que la pequeña arandela de 6 mm no pase por el orificio del paragolpe zafandose.
Tiene que estar todo bien apretado pero sin exagerar!!! porque si no, se rompen o se gira el tornillo que estaba pegado.

Podemos ver en esta imagen que la puntera queda en su posición original y sujetada de forma perfecta, así si podemos circular sin riesgo a que se vuelva a perder la puntera o que se caiga porque los tornillos se salieron o no se sujetaron bien.
Es importante entender que este problema de sujeción con un producto nuevo se da en la modernidad y desde Solokombis queremos evitar que un producto sin control de calidad nos traiga más dolores de cabeza, pero sabiendo que hay poca oferta de repuestos legítimos para Kombi VW tenemos que usar el ingenio para poder resolver lo que no debería ser un problema.

Saludos Aníbal De Sandro

Volver